...

REVISIÓN GRATUITA DE CASOS

Sin Honorarios a menos que usted cobre

CHAT

972-499-4813

REVISIÓN GRATUITA DE CASOS

Sin Honorarios a menos que usted cobre

CHAT

Uber y Lyft están de vuelta: ¿Se ha resuelto el problema de los conductores ebrios en Austin?

La respuesta corta: No – no del todo. La respuesta más larga: El retorno de Uber y Lyft a Austin y a su ya competitivo mercado de transporte a domicilio en mayo de 2017 debería mejorar -pero ni mucho menos resolver- el grave problema de los accidentes por conducción bajo los efectos del alcohol en la ciudad. La disponibilidad de opciones de transporte seguras y asequibles en Austin es sólo una tajada de un problema muy complejo.

Datos Uber

¿Por qué Uber y Lyft abandonaron Austin en primer lugar?

Si necesita que le pongamos al día, Uber y Lyft llegaron en realidad a Austin en la primavera de 2014 y empezaron a operar en noviembre de 2014, un mes después de recibir el permiso del Ayuntamiento de Austin. Mientras tanto, el Consejo trabajaba en normas permanentes que se aplicarían a las empresas de transporte a domicilio.

Entonces, en diciembre de 2015, el Concejo aprobó una ordenanza que exigía a las empresas de ride-hailing la comprobación de los antecedentes dactilares de sus conductores -al igual que hacen las compañías de taxis de la ciudad-. Uber y Lyft se opusieron a la norma – y respaldaron su oposición con mucho dinero.

Las dos empresas financiaron una campaña de petición y una campaña a favor de la Proposición 1 – una iniciativa electoral que habría anulado el requisito de huellas dactilares del Consejo. Las empresas gastaron casi 9 millones de dólares combinados en el esfuerzo, informa The Austin American-Statesman. Sin embargo, perdieron. El 9 de mayo de 2016, los votantes de Austin rechazaron la Proposición 1 por un margen de 56 a 44 por ciento.

Dos días después de que fracasara la medida electoral, Uber y Lyft interrumpieron sus operaciones en Austin. Las empresas centraron su atención en la legislatura estatal y gastaron unos 5,5 millones de dólares más en actividades de cabildeo, informa Fortune. El empuje de las empresas condujo a la Ley 100 de la Cámara de Representantes, que establece una normativa estatal para las “empresas de redes de transporte” en Texas y anula las normativas locales sobre viajes a domicilio, como las de Austin. La nueva normativa estatal no exige la comprobación de antecedentes mediante huellas dactilares.

Uber y Lyft reanudaron sus operaciones en Austin el 29 de mayo de 2017, el mismo día en que el gobernador Greg Abbott firmó la ley. Sin embargo, mientras no estaban, el mercado de transporte en coche de Austin cambió.

El regreso de Uber y Lyft calienta el competitivo mercado de Austin

Como señala The Economist, la salida de Uber y Lyft del mercado de Austin en mayo de 2016 abrió la oportunidad para que muchas empresas más pequeñas ocuparan su lugar, como Fasten y una organización local sin ánimo de lucro, RideAustin. Para recuperar su posición en el nuevo panorama de los viajes compartidos, Uber y Lyft ofrecieron una serie de incentivos, como viajes con descuento.

Un informe de The American-Statesman indica que el regreso de Uber y Lyft demostró rápidamente ser bueno para los bolsillos de los usuarios. Algunas de estas empresas, como RideAustin, tuvieron que bajar sus precios para seguir siendo competitivas.

El coste de los viajes en coche es importante. Si la gente no puede permitirse utilizar Uber, Lyft u otros servicios, puede llevarles a buscar otras formas de desplazarse después de haber pasado una noche de copas en la ciudad, incluso intentando conducir ellos mismos.

Las Fuerzas Al Volante Antes De Uber

“Correlación” entre los servicios de taxi y el descenso de conductores ebrios

Si el regreso de Uber y Lyft a Austin contribuye a que los servicios de transporte en coche estén más disponibles y, debido a las bajas tarifas, sean más accesibles para los residentes, los datos recientes del Departamento de Policía de Austin (APD) indican que es muy posible que la ciudad experimente un descenso de los accidentes por conducir ebrio. Durante la campaña a favor de la Proposición 1, Uber y Lyft llegaron a pregonar que los accidentes por conducción bajo los efectos del alcohol en Austin habían descendido un 23% tras la introducción de los servicios de transporte por carretera en la ciudad.

Politifact comprobó esa afirmación mirando los datos de la APD y encontró que era “mayormente cierta” (incluso después de que la APD cambiara más tarde sus estadísticas de choques por conducir ebrio). Politifact descubrió que en Austin se produjeron 823 colisiones por conducir bajo los efectos del alcohol en los 17 meses anteriores a que Uber empezara a operar en la ciudad en junio de 2014. El número de choques DWI cayó a 675, o un 18% menos, en los 17 meses que siguieron a junio de 2014.

“Vale la pena repetir que Uber se refiere a correlaciones entre la disponibilidad de viajes compartidos y las colisiones, no necesariamente a causalidad”, señaló el sitio web de comprobación de hechos.

Varios estudios también han analizado la “correlación” entre los servicios de transporte compartido y la disminución de los accidentes relacionados con el alcohol. Los resultados han sido dispares.

Por ejemplo, en enero de 2015, investigadores de la Universidad de Temple constataron un descenso de entre el 3,6% y el 5,6% de las muertes relacionadas con accidentes por conducir bajo los efectos del alcohol en las ciudades de California en las que Uber había entrado en el mercado entre 2009 y 2014.

Otro estudio realizado por investigadores del Providence College y del Stonehill College analizó los datos de 150 ciudades y condados de todo el país en los que Uber estaba disponible entre 2010 y 2013. Esas zonas registraron un descenso del 6% en el total de accidentes de tráfico mortales, pero un cambio insignificante en los accidentes mortales relacionados con el alcohol.

Más recientemente, la revista American Journal of Epidemiology publicó un estudio de investigadores de la Universidad de Pensilvania que concluía que “los servicios de transporte con conductor reducen los accidentes por conducir ebrio en algunas ciudades.” Los investigadores analizaron los datos de cuatro ciudades en las que Uber había puesto en marcha, cesado y luego reanudado sus servicios: San Antonio, Las Vegas, Reno y Portland, Oregón. Según el estudio, mientras que los accidentes relacionados con el alcohol descendieron en ciudades como Portland y San Antonio, no lo hicieron en Reno.

“Las relaciones entre el uso compartido de vehículos y las colisiones automovilísticas difieren entre ciudades a lo largo del tiempo y pueden depender de características locales específicas”, señalaron los investigadores.

Basándose en los datos y estudios anteriores, se puede afirmar que Uber y Lyft deberían ayudar -hasta cierto punto- a reducir las colisiones por conducción bajo los efectos del alcohol en Austin. No se ha establecido una relación causal exacta entre la disponibilidad de los servicios de transporte en coche y el descenso de los accidentes por conducción bajo los efectos del alcohol. Sin embargo, lo esencial es que los servicios de transporte en coche ofrecen una opción a los conductores. Pueden conseguir que alguien les lleve sobrios a casa en lugar de intentar conducir conduciendo bajo los efectos del alcohol. Y eso sólo puede ayudar.

Como dijo Richard Mabe, del Departamento de Policía de Austin, a CBS Austin, “No podemos atribuir directamente un modo de transporte como mejor que el otro”. Sin embargo, añadió, “Si hay Uber, Lyft, taxis, cualquier otro medio – un conductor designado en su grupo – si eso es un modo seguro para que usted pueda llegar a casa … eso es lo que estamos detrás.”

El transporte es sólo una parte del problema de los conductores ebrios en Austin

La realidad es que algunos conductores -independientemente de si tienen una opción de transporte a domicilio- seguirán optando por conducir ebrios. Lo harán aun sabiendo que es peligroso y contrario a la ley en Texas y en todo el país. De hecho, las estadísticas más recientes de National Highway Traffic Safety Administration muestran que en Texas mueren más personas en accidentes por conducir ebrios que en cualquier otro estado.

Un estudio de hace varios años descubrió que “los reincidentes por conducir ebrios tienen un riesgo sustancialmente mayor de verse implicados en un accidente mortal” que los conductores sin una condena previa por conducir ebrios. ¿Por qué alguien que ya tiene antecedentes por conducir bajo los efectos del alcohol se pondría al volante y pondría en peligro no sólo su propia vida, sino la de todos los demás en la carretera o cerca de ella?

Por lo tanto, además de la disponibilidad de opciones de transporte como los servicios de taxi, abordar el problema de la conducción bajo los efectos del alcohol requiere que las ciudades y los estados aborden también muchas otras cuestiones, como la adicción, el aumento de la aplicación de la ley y la necesidad de endurecer las penas contra los conductores reincidentes por conducir bajo los efectos del alcohol para mantenerlos fuera de la carretera.

OBTENGA SU CONSULTA GRATUITA

"*" indicates required fields

Consentimiento requerido*
This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Hours of Operation

Monday:

Tuesday:

Wednesday:

Thursday:

Friday:

Saturday:

Sunday:

9:00 am – 5:00 pm

9:00 am – 5:00 pm

9:00 am – 5:00 pm

9:00 am – 5:00 pm

9:00 am – 5:00 pm

Closed

Closed

Although we are closed on nights and weekends, we are available 24/7 to speak with you about your case.